Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» Cronología Completa.
Mar Ene 12, 2016 4:32 am por Bea

» Peticiones de Zagreus + El vidente + Los apodos.
Dom Ene 10, 2016 2:34 pm por Bea

» Peticiones de Kairós.
Dom Ene 10, 2016 5:01 am por Bea

» Peticiones de Keziah + Keziah, el curandero.
Dom Ene 10, 2016 4:59 am por Bea

» Peticiones de Arkarian
Dom Ene 10, 2016 4:27 am por Bea

» Línea temporal: Khaos [Completa]
Mar Ene 05, 2016 2:03 am por Bea

» Línea temporal: Tyranos.
Lun Ene 04, 2016 9:06 pm por Bea

» Kairós, la Bestia [Información y Funcionamiento]
Lun Ene 04, 2016 8:49 pm por Bea

» Zagreus, El loco [Información y Funcionamiento]
Lun Ene 04, 2016 7:21 pm por Bea

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

afiliados Hermanos
Recomendados
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Cronología Completa.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cronología Completa.

Mensaje por Bea el Mar Ene 12, 2016 4:32 am


Cronología


Antes de leer.

La información que se especifica aquí ha sido tomado de los libros, sin embargo, muchos hechos han sido cambiados u omitidos conforme a las necesidades del foro. Cualquier comentario por MP a algún admin. No hay que olvidar que el conocimiento de la Mitología no es general, por lo que se va aprendiendo de acuerdo al tiempo que se pase en los bandos. Todo lo relacionado con la Segunda Guerra es lo que se ha llevado a cabo on-rol.


Mitología.


Los comienzos.
Cuando el universo se fue formando, los Reinos fueron apareciendo con él. Diferentes mundos paralelos entre sí que solo se unen por portales que pocos pueden controlar en la actualidad. Los primeros seres en aparecer en estos Reinos —a excepción del Terrenal—, fueron los llamados inmortales. Inmortales que nacían con conocimientos imposibles, que crecían a pasos adelantados y que dejaban de envejecer a muy temprana edad. Inmortales que solo podían morir en manos de otro y pocos estaban dispuestos a realizar tal despreciable acción.

Su vida se terminó centrar en un Reino muy parecido al nuestro, brillante y de extensa vida que solo podía compararse con aquel Reino Celestial que no se atrevieron a tocar. Fueron eras tranquilas, lejanos a muchas emociones que hasta entonces, ellos no comprendían. Pero las diferencias terminaron por aparecer, sobre todo cuando en el Reino Terrenal apareció una nueva especie, evolucionando de otras, ensuciando sus almas: Los humanos.

La humanidad.

Cuando en el Reino Terrenal los primeros hombres comenzaron a conquistar sus tierras, los Inmortales se interesaron en ellos de inmediato. No todos tenían las mismas intenciones y eso llevó que la tan utópica paz que habían creado comenzara a fallar. Los portales estaban en peligro ante el poder que un grupo de ellos quiso acaparar, por lo que algunos de los más sabios viajaron a los diversos reinos y crearon los faros.

Objetos de alto poder que mantendría el equilibrio bajo control y ofrecían la paz con aquellos seres que habitaban dichos lugares. Porque el universo estaba en peligro y ellos necesitaban un nuevo Reino al cual llegar.

La oscuridad.

No fue mucho después cuando un aparato de alta tecnología inmortal se salió de control. Uno que controlaba una oscuridad sin paragón, que no tuvo quien le detuviera y que consumió todo a su alrededor. Aquel reino que habitaron por tantos siglos se fue convirtiendo en un lugar lleno de penumbras, con una luna de sangre que sale una vez al mes terrenal. Un sitio al que bautizaron el Inframundo.

Pocos de los inmortales se quedaron, decididos a seguir con sus planes. El resto marchó —en su mayoría— al Reino terrenal, otros pocos decidieron partir a otro Reino de extraña belleza, en donde su faro no fue buen cuidado y los portales no estaban bien cerrados. La oscuridad del Inframundo le afectó, transformando aquel sitio en el tan desconocido y misterioso Reino Medio. Afectando a los habitantes de ambos lugares.

Atlántida.

¿Has oído hablar de todas esas mitologías? ¿De esos dioses tan parecidos entre diferentes culturas? Son inmortales, inmortales que supieron usar su superioridad en su propio beneficio. Cuando llegaron al Reino Terrenal, confirmaron su ofrenda de paz y se instalaron lejos de todos los humanos que habían conseguido superar las adversidades. Algunos tomaron su sitio en altas montañas lejos de todo, el resto conformaron la tan famosa Atlántida. Un lugar glorioso, sin comparación alguna, con tecnologías que en el día de hoy la humanidad no consigue igualar.

Pero los humanos son seres con cientos de emociones diferentes y los inmortales son capaces de empatizar con ellos. Las ansias de poder volvieron en aquellos pocos que decidieron huir del Inframundo y no tuvieron que pasar muchos siglos para que la ambición los desbordara y la Atlántida se derrumbara y desapareciera en el mar.

Verdemar

Los humanos estaban demostrando una gran capacidad de adaptación, sobrevivían a adversidades y se alzaban de entre las cenizas como un fénix. Los inmortales sobrevivientes seguían confiando en ellos, a pesar de que la corrupción se encuentra latente en sus corazones. Así que se mantuvieron en el Reino Terrenal y crearon la ciudad de Verdemar.

No tan gloriosa pero igual de impresionante que la Atlántida. Oculta a ojos poco dignos, entre cascadas y montañas, entre bosques y cordilleras. Lejos de los humanos que ya estaban comenzando a demostrar esa increíble habilidad que llamaba tanto su atención. Dones... aquellos dones que solo eran propios de su raza, estaban activándose en esos seres que de ninguna forma se les podría comparar.

Supieron en ese instante, que algo grande se avecinaba.

Los últimos inmortales.

Los últimos inmortales en nacer, lo hicieron en la tal alejada Verdemar. Mellizos, un hombre y una mujer. Peleándose desde el vientre y siempre venciendo él. Lorian y Lathenia. Poco tiempo después completó el cuadro el pequeño Dartemis que siempre vivió al medio de las discusiones de los mayores. Ella —ansiosa de poder— creó un lugar especial, uno en donde conseguiría aquello que su hermano siempre le arrebató.

Pero Lorian usurpó su lugar, impidiendo aquel macabro plan. Se enfrentaron por primera vez y fue Dartemis el que cayó muerto, debido al poder de su hermano. Desde ese día la relación simplemente se quebró. Y la guerra comenzó.


La 1° Gran Guerra.


Las Sedes

La Ciudadela y su Laberinto tenían un nuevo señor, Lorian. El resto de los inmortales —convencidos de que la guerra se debía a la constante cercanía con los hombres y mujeres que habitaban dicho Reino—, dejaron Verdemar y marcharon a la Ciudadela, uniéndose con ella, dándole esa vida que tanto necesita para funcionar, convirtiéndose en aquellos seres que irradiarían luz hasta la eternidad.

Lathenia, furiosa, tomó el castillo que habían abandonado en el Monte Olimpo y creó un ejército. De brujos y humanos, hombres y mujeres que poderes. Lorian no demoró en imitarla. Luchaban, primero en el presente, en el día a día, enfrentándose sin vacilar. Los siglos pasaron y las vidas de los humanos se volvían cada vez más planas. Así que Lathenia dio un paso más, viajó a épocas históricas que ella conocía muy bien y provocó cambios.

Controlando la historia y marcando el destino de la humanidad.

La Profecía

Fue entre las laberínticas calles de la antigua Verdemar en donde apareció, esplendorosa y tenebrosa, una profecía que vaticinaba el final de la ya conocida Orden del Caos gracias a la providencia de los ocho guardianes elegidos. Los viajes al pasado se intensificaron por parte del Caos que no estaba dispuesto a ceder así cómo así la victoria. Y vencían, por mucho tiempo estuvieron por sobre su enemigo, demostrando que una piedra escrita no iba a marcar su destino.

Atenas

En una abandonada edificación de Atenas se erigía el Tribunal, siete señores de las casas que gobernaba cada uno, sobre un ejército de guardianes. Esperaban que un compañero se les uniera, alguien salvado en la adversidad y que guiará a los futuros elegidos hacia la victoria. Eran humanos, humanos con poderes asombrosos, capaces de conceder virtudes a los aprendices a punto de iniciarse. Humanos que acompañaban a Lorian, que tomaban decisiones y esperaban ansiosos el momento de que el apogeo de esa guerra comenzara a declinar.

Los Elegidos

Los Elegidos fueron llegando poco a poco, Reclutándose con el paso de los años y de los siglos. Muchos de ellos fueron formados como un guardián más hasta que en 1994 una misión se llevó a cabo, una en donde el Rey Ricardo fue salvado y llegó a ocupar su lugar en Atenas. Los elegidos fueron saliendo a la luz con el paso de los meses, revelándose varios detalles de las vidas de ellos.

Historias que unían a otras, pasados que atormentaban y venganzas que se salieron de control. Marduke, un antiguo guardián que había traicionado en su bando, falleció en esa batalla. Y Lathenia decidió que había que poner fin a esa guerra.

El Inframundo

Luego de recuperar a Marduke desde el Reino Medio, Lathenia traza un plan en donde decide secuestrar a su sobrino, Arkarian, atacando la Ciudadela misma y llevándolo al Inframundo. Lorian puso a prueba a sus guerreros y fueron tres los que consiguieron pasarla, ganándose el derecho de salvar a Arkarian. Una travesía por el mundo de las tinieblas siempre puede revelar los más oscuros temores y los mejores secretos guardados.

Prisionero en un templo en una isla rodeada de ácido, Arkarian logró definir los planes del Caos. Al momento de escapar, descubren que dicho lugar es considerado sagrado y pocos seres que ahí habitan se atreven a acercarse. El templo cayó una vez que ellos llegaron al Reino Celestial y fueron capaces de viajar a la Ciudadela.

Se revela, finalmente, cual es una de las ventajas de la Guardia por sobre el Caos, uno de los ocho elegidos es hijo de un inmortal. Y, a diferencia de Arkarian, tiene el don que le permite vivir eternamente.

La llave

Se descubre que Dartemis, el hermano de Lorian y Lathenia, no había fallecido en ese encuentro de tiempos remotos. Se había marchado al Reino Celestial, lugar donde actualmente llegan las almas perdonadas, para así evitar que el universo se desequilibrara aún más.

Él entrena a su hijo Matthew y les da herramientas a los guardianes para vencer. Al regresar al Reino Terrenal y todos reunidos en la Ciudadela, se descubre la existencia de un nuevo traidor que permitió que Marduke y su gente atacara a uno de los elegidos.

Sin embargo, dicho ataque solo permite que la propia Lathenia viaje al pasado, específicamente al día del hundimiento de la Atlántida, para recuperar la llave, un objeto inmortal que le permitiría tener control sobre Verdemar.

El Fin

Es 1995, con la profecía conocida por todos y vencida en la última misión, Lathenia decide atacar por fin. La Ciudadela es el objetivo, siendo destruida por el propio Lorian para impedir que su melliza se hiciera con el poder. Uno de los elegidos es revelado como el traidor y perece bajo las garras de un demonio.

La batalla final fue cruda y muchos cayeron, entre ellos el comandante del Caos y los propios mellizos inmortales. La guerra había terminado, el mundo finalmente conocería la paz.


Entre Guerras.


La Paz

Matt y Neriah, elegidos e inmorales, erigieron nuevamente la Ciudadela. Con la muerte de los Señores de las Casas en distintas circunstancias, los elegidos supervivientes tomaron su lugar, a excepción de Arkarian que siguió con su puesto de Guardián de la Esfera. Esfera que cada vez informaba en menos oportunidades sobre niños que nacían con poderes, algo que garantizaba que la Guardia había vencido.

Pero las normas en el equilibrio son claras, no puede existir una sin que la otra renazca, es lo natural en la existencia de la dualidad. Y el día, en el 2001, que los únicos inmortales que quedaban entre nosotros se marcharon al Reino Celestial junto a Dartemis, la balanza se volvió a equilibrar.

Nápoles.

2003. Napoles, Italia vivió un acontecimiento inesperado. La oscuridad reinó sus cielos durante unos segundos. Era medio día de un miércoles cualquiera, la alerta en Atenas fue inmediata y comenzaron a buscar responsables. Los Señores de las Casas llamaron ante sí a un guerrero conocido y le dieron la misión de investigar.

Adolf Bothe no llegó con noticias alentadoras en ninguna de sus cuentas mensuales.

La Traición.

2005. Dos años de incertidumbre, la Esfera avisaba de personas que desarrollaban poderes de la nada, sabían que grandes cambios se avecinaban. Pero ninguno esperaba que en la reunión con Adolf Bothe, este entrara con un ejército de guardianes disconformes y atacaran.

La elite de la Guardia de Lorian estaba muerta y poco después, Arkarian les siguió. Descubriendo por su lado quien era el traidor le enfrentó en una clara desventaja.

El Renacimiento.

2006. El regreso del Equilibrio, la balanza volviendo a su estado natural. Adolf Bothe y Arlya Thornton en lo más alto de sus bandos. Solo había una cosa que hacer, buscar un nuevo lugar en el cual asentarse... y luchar hasta que el alma dejara atrás este Reino.


La 2° Gran Guerra


Bridport

2009. Bridport no tenía nada de especial, solo era una ciudad costera más, una que no resaltaba, que no parecía prosperar. Adolf Bothe la eligió solo porque era todo lo contrario a Angel Falls. Arlya Thornton solo siguió la idea del que ella consideraba su segundo al mando. Ese mismo año Adolf y Arlya se enfrentaron en el pasado, porque él había conseguido restablecer el laberinto. Arlya supo controlar la situación, supo mantener el control, Adolf vio su ego herido en esa ocasión y juró vengarse por sobre todos.

2010. Una gran cantidad de gente comenzó a llegar a la Ciudad. De diversos lugares y sin distinguir en nada en particular. No había razón aparente para los neutrales, la guerra parecía la única adecuada para todos ellos.

La Tormenta.

2011. Exactamente un 30 de diciembre. Una llamada a la oficina del alcalde, una amenaza velada sobre toda la ciudad. Las sirenas sonando, el búnker a disposición de todos y una tormenta de proporciones épicas azotando todo. El hecho que el mundo se detuviera por un instante, que una sombra avanzara entre el pánico y que el alcalde se convirtiera en cenizas es solo parte de la leyenda.

La tormenta es un tabú entre aquellos que la vivieron, porque pocos pueden darle una explicación, otros no tienen motivos para pensar en ellas. El dolor, a fin y al cabo, sigue patente en todos ellos.

Arlya.

2012. Existía una posibilidad de vencer y Arlya estaba segura que se encontraría en Angel Falls. Marchó sola y nunca pudo regresar. Un pasado regresando, una historia no terminada y un momento de debilidad. No hay otra forma de explicarlo. Encerrada en el Inframundo vivió meses ahí, hasta que un día no lo soportó más. Los secretos debían de seguir guardados y la Guardia merecía una oportunidad.

Murió en el hospital y ese mismo día, Gustave Bothe se convirtió en líder.

Las Sombras

2013. Islandia. Una visita inesperada, a diferencia de la antigua líder, Gustave estaba decidido a acabar con el Caos. ¿Y a quién buscó a aquellos que habían ayudado a Adolf hace ocho años atrás y que este dejó de lado? Un trato, un tipo de alianza, sonrisas falsas y muchas ansias de traicionar.

En noviembre de ese año, Bridport fue azotada nuevamente. Diversos ataques, incendios, bombas y mucha destrucción, sumada a un terremoto que no tuvo comparación. Las Sombras se alzaron de entre la oscuridad y pusieron un pie por sobre el equilibrio.

© Tablilla creada especialmente para su uso en Guardianes del Tiempo
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
35

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.